Acerinox apoya las medidas de control a la importación de acero

12 abril 2019
Acerinox espera que en el mercado del acero se mantenga el orden que han introducido las medidas definitivas de salvaguarda de la UE para hacer frente a las importaciones de terceros países, después de los aranceles impuestos por EEUU, y que éstas bajen del 35 % al 20 %.
El consejero delegado de Acerinox, Bernardo Velázquez, en la rueda de prensa previa a la junta de accionistas que el fabricante de acero inoxidable celebró ayer jueves, ha dicho que parece que estas medidas están funcionando y se está poniendo coto al aluvión de importaciones que se produjo en la UE desde que en marzo del año pasado EEUU empezó a aplicar tarifas a las importaciones y hasta que en junio Europa estableció medidas de salvaguarda provisionales.
Velázquez ha explicado que en el lapso de tiempo entre que se tomaron las medidas arancelarias en EEUU y se introdujeron las provisionales de salvaguarda en la UE se anticiparon envíos de acero por parte de países terceros.
Ha explicado que ese aluvión de materiales creó un desorden que provocó stocks en el mercado europeo e hizo que bajaran los precios.
Velázquez ha dicho que, con la entrada en vigor de las medidas definitivas a principios de febrero, se ha puesto bastante orden, nadie se ha anticipado a la situación y se han establecido cuotas por países a todo aquel cuyas importaciones a la UE superen un 5 %.
Según Velázquez, parece que las medidas están funcionando y las importaciones a la UE han bajado un 21,5 %.
Respecto a Estados Unidos, donde Acerinox cuenta con líneas de producción de acero inoxidable, ha indicado que la compañía se está beneficiando de la disminución de las importaciones de terceros países.
En cuanto a las inversiones de Acerinox, ha explicado que de cara a 2019 espera que se mantengan en un nivel similar a las de 2018, ejercicio en que ascendieron a 144 millones.
El consejero delegado de Acerinox, Bernardo Velázquez, y el presidente de la compañía, Rafael Miranda, han manifestado también que la estrategia del grupo le prepara para enfrentar cualquier escenario.
En este sentido, han destacado que la deuda que tenía Acerinox al cierre de 2018, de 552 millones de euros, era de entre 1,1 y 1,2 veces sobre el resultado bruto de explotación (ebitda) y la compañía cuenta con caja para cubrir los vencimientos de los próximos cinco años.
Por otra parte, han destacado los planes de excelencia llevados a cabo por la compañía y han subrayado que con el último se ha conseguido un ahorro del 57 %.
Asimismo, el presidente de Acerinox ha comentado la reducción del número de consejeros que va a llevar a cabo la compañía, que en la junta de accionistas de ayer jueves amortizará un puesto en el consejo de administración que dejará la cifra en 14.
Miranda ha señalado que la media en las compañías del IBEX 35 es de 10,9, pero Acerinox, en la que el 39 % del accionariado es de propietarios estables, tiene que respetar un porcentaje importante de presencia de dominicales y considera que una cifra razonable sería situar el número de miembros del consejo en doce, pero para conseguirlo se necesitará cierto tiempo.
En cuanto a las previsiones, ha indicado que, pese a la desaceleración de la economía que ha detectado el Fondo Monetario Internacional (FMI), el programa de infraestructuras anunciado por el presidente estadounidense, Donald Trump, puede reactivar el mercado.
Además, si el petróleo, como contemplan estudios, se sitúa en 70 dólares por barril, se incentivará la puesta en marcha de campos de ‘shale’ gas o gas de esquisto, lo que supondrá un impulso para un fabricante de acero como Acerinox. 
COMPARTIR: