Von der Leyen pide a Xi resolver exceso de producción industrial: “No dudaremos en tomar decisiones difíciles”

8 mayo 2024

En una declaración ante la prensa en París, Francia, después de la reunión trilateral que ha mantenido con el líder chino y el presidente francés, Emmanuel Macron, la jefa del Ejecutivo europeo ha apuntado que durante el encuentro han abordado los “desequilibrios significativos” en aspectos comerciales, tras reconocer que las relaciones entre el bloque y China son “complejas”.

La líder del Ejecutivo europeo ha defendido un enfoque “constructivo y responsable” para conseguir que Pekín “juegue limpio”, al tiempo que ha avisado de que la UE “no dudará a la hora de tomar decisiones difíciles”. “Como hemos demostrado, defenderemos nuestras empresas, defenderemos nuestras economías, nunca dudaremos en hacerlo si es necesario”, ha subrayado.

VEHÍCULOS ELÉCTRICOS O ACERO

En este sentido, Von der Leyen ha avisado de que productos como vehículos eléctricos o acero, que son fuertemente subvencionados por Pekín, acaban en el mercado europeo por la falta de demanda interna. “El mundo no puede absorber el excedente de producción chino. He animado al Gobierno chino a abordar estos excesos de capacidad estructurales. Nos coordinaremos estrechamente con los países del G7”, ha indicado.

La conservadora alemana también ha puesto el foco en el acceso de empresas europeas al mercado chino, reiterando que debe haber unas condiciones “recíprocas” a las que cuentan las firmas chinas en Europa.

“Sigo confiando en que se pueda avanzar más”, ha dicho sobre uno de los tradicionales caballo de batalla de Bruselas en su relación comercial con el gigante asiático, reiterando igualmente que el bloque está dispuesto a “hacer pleno uso de los instrumentos de defensa comercial si fuera necesario”.

También ha insistido en que hay que reducir dependencias respecto a materias primas críticas de China, en un intento de limitar riesgos económicos. “Nuestro mercado está y sigue estando abierto a la competencia leal y a las inversiones, pero no es bueno para Europa si perjudica nuestra seguridad y nos hace vulnerables”, ha destacado.

El presidente de China ha arrancado este domingo en Francia su primera visita a Europa en cinco años, un viaje en el que compartirá impresiones sobre el desarrollo económico y el rol global de su país con dirigentes de dos modelos políticos, uno entroncado firmemente en la Unión Europea, representado en Francia, y otro más próximo al entorno ruso y chino como son Hungría y Serbia.

COMPARTIR: