Una fuga radiactiva en Megasa obliga a parar la producción, aunque no se detecta impacto ambiental

14 junio 2023

Megasa, situada en el municipio de Narón (A Coruña), sufrió una fuga de una fuente radiactiva de Cesio-137 en un horno de arco eléctrico el pasado 8 de junio, de lo cual informó al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) con base en el procedimiento establecido. Esta situación ha obligado a la parada de producción de acero.

“De manera inmediata, el organismo regulador llevó a cabo las comprobaciones pertinentes a través de su red automática de estaciones de vigilancia radiológica, confirmando que el suceso no había tenido repercusión para el medio ambiente puesto que las medidas de radiación fuera de la instalación presentaban valores habituales”, informa el Consejo de Seguridad Nuclear en un comunicado.

Según explica, el incidente fue identificado en los pórticos de detección, al producirse una alarma de radiactividad durante la salida de un camión cargado con polvo de depuración. Ante este hecho, el personal de la instalación detuvo la producción de acero y la salida de productos de la instalación.

Inspección el lunes

El CSN envió el pasado lunes un inspector a la instalación para comprobar la situación y para poder autorizar la salida de los materiales que no han resultado contaminados. Además, va a requerir a Megasa que compruebe que ningún empleado está afectado por la fusión de una fuente radiactiva de Cesio-137 y que elabore un plan para la limpieza y descontaminación de la instalación.

Tal y como ha explicado el CSN, el pasado 8 de junio fue advertido por Megasa, siguiendo el procedimiento establecido, de la detección de la fusión de una fuente radiactiva de Cesio-137 en un horno de arco eléctrico, destinado a la producción de acero. De manera inmediata, el organismo regulador llevó a cabo las comprobaciones pertinentes, confirmando el suceso no había tenido repercusión para el medio ambiente puesto que las medidas de radiación fuera de la instalación presentaban valores habituales.

El CSN ha explicado que el incidente fue identificado en los pórticos de detección, al producirse una alarma de radiactividad durante la salida de un camión cargado con polvo de depuración.

Ante este hecho, el personal de la instalación, siguió el Protocolo de colaboración sobre la vigilancia radiológica de los materiales metálicos, detuvo la producción de acero y la salida de productos de la instalación, según explica el organismo. Del mismo modo, tras informar al CSN, se iniciaron las gestiones necesarias para realizar una caracterización radiológica de la planta y comprobar el grado de afectación.

En el comunicado señala que, actualmente la empresa Megasa tiene parada la producción de acero y el sistema de extracción de polvo de humo, y los materiales contaminados se encuentran aislados y acordonados en el interior de la instalación.

COMPARTIR: