La demanda global de acero se frena por el golpe de la guerra comercial y el fallo de la economía de China

17 abril 2019
El crecimiento de la demanda mundial de acero se debilitará en los próximos dos años debido a la desaceleración de las economías, la ralentización de la producción en China y la guerra comercial entre China y Estados Unidos, según la Asociación Mundial del Acero (World Steel Association).
El crecimiento de la demanda disminuirá al 1,3 por ciento en 2019 y al 1 por ciento el próximo año, después del 2,1 por ciento de 2018, dijo la asociación.
China, que consume cerca de la mitad del acero del mundo, ha visto su economía desacelerarse levemente mientras que el gobierno continúa alejando al país del crecimiento ligado a la inversión y lo guía hacia un crecimiento impulsado por el consumo, dijo Worldsteel en una declaración.
Un conflicto comercial perjudicial y de gran duración entre Estados Unidos y China también ha perjudicado el sentimiento de inversión.
“En 2019 y 2020, se espera que la demanda mundial de acero siga creciendo, pero las tasas de crecimiento se moderarán junto con la desaceleración de la economía mundial”, dijo Al Remeithi, presidente del comité mundial de economía del acero.
La demanda mundial de acero se situó este año en 1.735 millones de toneladas, seguida de 1.752 millones de toneladas en 2020.
“La incertidumbre sobre el entorno comercial y la volatilidad de los mercados financieros aún no han disminuido y podrían plantear riesgos a la baja para este pronóstico”, advirtió Remeithi.
La demanda en 2018 y 2019 fue amortiguada por el leve estímulo gubernamental en China, cuyos efectos disminuirán el próximo año.
La semana pasada, el planificador estatal chino elaboró un plan de urbanización que incluía mejoras en proyectos de infraestructura en ciudades medianas y pequeñas y una ampliación de los sistemas de transporte.
En otros lugares, se espera que el crecimiento de la demanda en las economías desarrolladas se reduzca a 0,3 por ciento este año y a 0,7 por ciento en 2020 después del 1,8 por ciento del año pasado, lo que refleja el deterioro del entorno comercial, dijo Worldsteel.
La demanda de las economías en desarrollo, excluida China, aumentará un 2,9 por ciento y un 4,6 por ciento en 2019 y 2020, respectivamente.
COMPARTIR: