La china BYD evalúa una segunda fábrica de automóviles en Europa

11 junio 2024
BYD anunció el año pasado en Hungría su primera fábrica de automóviles de pasajeros en Europa. Y aunque aún no está operativa, el fabricante de automóviles ya está considerando una segunda planta de producción en Europa.

De acuerdo con un reportaje de France 24, BYD está explorando un terreno para su segunda fábrica de automóviles en Europa.

Stella Li, vicepresidenta de operaciones de la compañía en Europa y América, declaró a AFP que invertirá en la próxima planta de fabricación «cuando llegue el momento». El mes pasado, un medio de comunicación afirmaba que BYD estaba en conversaciones de alto nivel para establecer una fábrica en Turquía.

Aprovechando el impulso de la Unión Europea a los vehículos de emisiones cero, los fabricantes chinos han empezado a acelerar el lanzamiento de vehículos eléctricos en la región.

Ahora que la UE les amenaza con aumentar los aranceles a las importaciones, trabajan para ubicar sus vehículos en la región.

En diciembre de 2023, BYD anunció que planea construir una planta de vehículos de nueva energía (VE y PHEV) en Hungría. Un mes después, firmó un acuerdo con el Gobierno húngaro para ello.

Situada en Szeged, en el sureste del país, esta planta será la primera instalación de fabricación de vehículos de pasajeros en Europa por un fabricante de automóviles establecido, dijo BYD en el anuncio sobre la actualización.

Li dijo a AFP que BYD comenzará a fabricar automóviles en su próxima fábrica húngara a finales de 2025. La empresa aún no ha revelado qué modelos planea fabricar en Europa. Actualmente ofrece seis vehículos eléctricos: Dolphin, Atto 3, Han, Seal, Seal U y Tang.

Al ver que la demanda de modelos semielectrificados se dispara a medida que se enfría la fiebre de los vehículos eléctricos, la empresa ha empezado a lanzar también híbridos enchufables. El mes pasado presentó el Seal U DM-i, su primer modelo de este tipo en la región.

Los vehículos eléctricos importados de China están sujetos a un arancel del 10% en los países de la UE. Según un reciente informe de Euronews, la UE podría aumentar el arancel al 25% y aplicar una subida provisional el mes que viene.

Li afirmó que una subida de aranceles demostraría que los vehículos chinos «son muy competitivos, accesibles» y elevaría su imagen. BYD está presente en 20 países europeos y cuenta con más de 250 puntos de venta en la región.

COMPARTIR: