Acerinox oficializa un préstamo sostenible de 80 millones de euros con CaixaBank

26 enero 2021
Acerinox ha convertido en sostenible el préstamo bilateral formalizado en marzo de 2020 con CaixaBank para financiar de forma parcial la adquisición de la compañía VDM Metals, según informó ayer lunes la compañía con sede en Los Barrios en un comunicado.
La financiación sostenible es aquella cuyos recursos se destinan a proyectos con un claro beneficio medioambiental y social. De ese modo, el margen del crédito con Caixabank se ha ligado a la evolución de dos indicadores establecidos que se revisan anualmente: la intensidad relativa de las emisiones, directas o indirectas, por tonelada de acero producida y la frecuencia de los accidentes laborales.
El consultor externo Sustainalytics ha confirmado que la operación va en consecuencia de los Sustainability Linked Loan Principles 2019, los principios en los que están basados este tipo de transacciones.
De este modo la empresa avanza “hacia una transición más sostenible, potenciando la creación de valor compartido y teniendo en cuenta los impactos sociales y ambientales de su actividad empresarial”, expone el comunicado. “La operación pone de manifiesto la idea estratégica impulsada desde el consejo de administración y la dirección de la compañía de seguir avanzando en el compromiso social y medioambiental”, subraya.
La entidad financiera sigue comprometida en apoyar la sostenibilidad de las empresas, innovando con soluciones de financiación sostenible, donde destaca esta transacción que es una de las primeras del sector del acero en Europa.
Acerinox está apostando por la transición hacia un modelo sostenible y así lo suscribió en el Pacto por la Economía Circular de 2017. Además, en diciembre de 2019 se unió al compromiso de neutralidad climática, antes de 2050, promovido por la Unión Empresas Siderúrgicas Españolas.
Las cuatro ‘R’
El acero inoxidable como material es un modelo de economía circular por cumplir las cuatro ‘R’ (reducir, reusar, re manufacturar y reciclar). En este sentido, la empresa está fijando objetivos de reducción de emisiones ligados a reducciones internas de consumos energéticos y descensos en los consumos de agua, y en un uso más eficiente de los residuos generados en la cadena de suministro. Además de impulsar todos los otros aspectos relacionados con ESG. La compañía ha integrado también los objetivos de desarrollo sostenible con la estrategia de su negocio.
CaixaBank es una de las entidades financieras más comprometidas con la sostenibilidad, dado que su Plan de Banca Socialmente Responsable recoge cuatro importantes principios de actuación que suponen una contribución directa a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. La entidad apoya, mediante su actividad, iniciativas y proyectos respetuosos con el medio ambiente, que contribuyan a prevenir y mitigar el cambio climático, a impulsar la transición hacia una economía baja en carbono y el desarrollo social.
El banco dirigido por Gonzalo Gortázar ha movilizado en 2020 más de 12.000 millones de euros en financiaciones sostenibles, con más de 2.000 millones de euros formalizados en financiaciones verdes y más de 3.000 millones formalizados en financiaciones ligadas a variables ESG, donde destacan los objetivos sobre variables de tipo medioambiental, como la reducción de emisiones o la eficiencia energética.
Además, CaixaBank ha participado en la emisión de 13 bonos verdes, sostenibles o sociales, con un importe global de 7.500 millones de euros. A cierre de 2020, CaixaBank se ha posicionado como el 5º banco a nivel europeo y 9º a nivel mundial en prestamos verdes y sostenibles por volumen, según Refinitiv.
COMPARTIR: