SERNAUTO analiza la situación del sector y las previsiones para el año

11 mayo 2022

Ante la preocupante situación en la que se encuentra actualmente el sector de automoción, la Comisión de Industria Constructora de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (SERNAUTO) celebró una reunión extraordinaria en formato híbrido para analizar los desafíos, previsiones de producción y perspectivas de futuro a los que se enfrentan los fabricantes de componentes de automoción.

Además de la presencia del presidente de la comisión, Jose Jaime Cruzado, director OEM Business Unit de Glavista, y de más de 30 representantes de distintas empresas asociadas, la reunión contó con la participación de Julián Brouté, del Área de Industria y Medio Ambiente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

Durante su intervención, Brouté compartió los retos y previsiones del sector de la automoción ante una situación marcada por las consecuencias de la pandemia, las crisis de suministros, conflictos geopolíticos, huelgas de transportistas y el aumento generalizado de los costes de producción. “El contexto dificulta la recuperación, las previsiones de matriculaciones del mercado se sitúan por debajo de cifras de 2021 con 800.000 unidades de turismos, aún muy lejos del mercado natural de España, situado en torno a 1,3 millones”, afirmó.

Para mejorar esta situación y cumplir con los objetivos establecidos como país en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y exigidos por la Unión Europea para 2030, Brouté insistió en la importancia de la colaboración de las Administraciones Públicas para fomentar la demanda y renovar el parque móvil español con una antigüedad de 13,5 años. “Hay que apostar por un modelo de descarbonización que atraiga nuevos mercados, genere nuevos puestos de trabajo y preserve la posición de liderazgo de España como segundo productor europeo”, concluyó Brouté.

A continuación de la ponencia tuvo lugar la reunión entre los integrantes de la Comisión para analizar los datos de los mercados europeos y las previsiones de producción de vehículos. La Comisión de Industria Constructora de Sernauto prevé menos de 2,3 millones de vehículos fabricados en 2022 en España, cuando en años previos a la pandemia (2019) los datos se situaban en más de 2,8 millones de vehículos y las previsiones apuntaban que para 2020 se alcanzarían los 3 millones. La previsión es que la fabricación de vehículos en las fábricas españolas caerá un 22% respecto a 2019.

Jose Jaime Cruzado, presidente de la Comisión, coincidiendo también con el discurso de ANFAC, se mostró preocupado por la situación de incertidumbre en la que se encuentra el sector y las consecuencias de esta. “Lo peor no es el -18% de bajada en producción de vehículos y el -12% en ventas durante el primer trimestre de 2022, sino que predecir qué sucederá a corto o medio plazo resulta altamente complejo”, aseveró.

Este clima de incertidumbre pospone las decisiones de compra y, según explicó Cruzado, a pesar de que “la experiencia nos indica que a largo plazo las cosas deberían encauzarse de nuevo, la recuperación que podía imaginarse para 2022, claramente se va a retrasar, como mínimo a 2023”.

Como parte positiva, “las ventas de vehículos eléctricos aumentaron un 71% durante el primer trimestre del año”, compartió Cruzado, llegando a alcanzar las 8.530 unidades matriculadas en España. Sin embargo, las cifras del mercado español se sitúan a la cola de Europa, lo que se explica principalmente por la falta de una red de recarga eficiente a nivel nacional. Tal y como defienden también desde ANFAC, el aumento del parque móvil de eléctricos debe ir acompañado de una red de infraestructuras de recarga con suficiente capilaridad, cantidad y calidad de potencia para aumentar la demanda de vehículos electrificados.

Actualmente, España cuenta con 283 puntos de recarga por millón de habitantes, una cifra aún muy alejada de los 583 puntos en los que se sitúa la media europea y de los objetivos impuestos a nivel nacional y europeos. Para revertir esta situación, ambas asociaciones coinciden en que es fundamental impulsar planes de ayudas para estimular el mercado, desarrollar la infraestructura de recarga, focalizar la fiscalidad positiva y promover un modelo de descarbonización a largo plazo. “El Gobierno debería impulsar reformas estructurales que pongan en marcha un sistema fiscal que no grave la compra de vehículos, favoreciendo la renovación del parque automovilístico”, concluyó José Jaime Cruzado.

“En esta línea, desde SERNAUTO instamos al Gobierno a analizar la recuperación del sector y defendemos la puesta en marcha de medidas coyunturales que nos permitan salir cuanto antes de esta situación, para que la automoción continúe protagonizando la recuperación de la economía y de la actividad empresarial como ha hecho en otros periodos difíciles y asegurar así el futuro de nuestra industria en su transformación a la nueva movilidad”, señala la asociación.

COMPARTIR: