¿Puede la IA hacer que las ferias profesionales sean ‘inteligentes’?

3 abril 2024

El concepto de ‘inteligencia’ aplicado a entidades o sistemas no humanos, como las ferias profesionales, impulsado por avances en inteligencia artificial (IA), invita a una reflexión profunda sobre qué significa o qué puede ser ‘inteligente’ y cómo esta inteligencia puede manifestarse en ecosistemas feriales profesionales. La pregunta “¿Puede una feria profesional ser inteligente gracias a la IA?” nos lleva a explorar las fronteras entre la innovación, la tecnología y las relaciones humanas profesionales, y el potencial de la tecnología (IA) para ayudar, replicar o incluso superar ciertas capacidades humanas en contextos específicos.

Inteligencia: Humana vs. Artificial

La inteligencia humana se caracteriza por la capacidad de razonar, aprender, percibir emociones, y adaptarse a cambios mediante la creatividad y el pensamiento crítico en procesos que incluyen el aprendizaje (la adquisición de información y reglas para usar la información), el razonamiento (usando las reglas para alcanzar conclusiones aproximadas o definitivas) y la autocorrección.

¿Qué significa que una feria profesional sea ‘Inteligente’?

Al hablar de una feria profesional ‘inteligente’, nos referimos a la capacidad del evento de utilizar la IA para optimizar su diseño, planificación, ejecución y análisis posevento, de manera que mejore la experiencia de todo el ecosistema involucrado. Esto implica desde la personalización de la herramienta e instrumento ferial y de la experiencia del participante hasta la eficiencia operativa, la gestión de recursos y la generación de conocimiento a través de datos. Pero cierto es que se abre un debate muy interesante e interrogantes ¿Hasta qué punto deben los organizadores de ferias profesionales usar o depender de la IA para tomar decisiones o desarrollar servicios? ¿La IA mejora la experiencia de las ferias profesionales o simplemente sustituye la interacción humana? Este dilema filosófico explora la esencia de nuestras interacciones sociales y profesionales y cómo la tecnología modifica estas dinámicas. ¿Cómo equilibramos el beneficio de personalización con el derecho a la privacidad? ¿Cómo afectará a largo plazo a la manera en que valoramos el conocimiento, la interacción humana y la innovación?

La posibilidad de que una feria profesional sea ‘inteligente’ gracias a la IA no solo es factible desde un punto de vista tecnológico, sino que también invita a una reflexión más profunda sobre la relación entre la humanidad y la tecnología. Mientras exploramos las fronteras de esta simbiosis, es crucial considerar no solo los beneficios tangibles, sino también las implicaciones éticas, sociales y filosóficas de integrar la IA en aspectos fundamentales de nuestra vida profesional y social. En última instancia, la inteligencia de una feria profesional mediada por IA nos obliga a reconsiderar lo que valoramos en las interacciones humanas y cómo la tecnología puede servir como un medio para enriquecer, no disminuir, estas experiencias.

En un mundo cada vez más digitalizado, la inteligencia artificial (IA) se está convirtiendo en un pilar fundamental para la transformación de numerosas industrias, y el sector de ferias y congresos profesionales no es la excepción. Las aplicaciones de la IA están redefiniendo las posibilidades y la forma en que se organizan las ferias, cómo se llevan a cabo y se experimentan, ofreciendo mejoras significativas tanto para los organizadores como para los participantes y las empresas expositoras. Con la información y herramientas de IA con las que contamos hoy se puede abordar cómo la IA está impactando en la industria desde tres perspectivas: organizativa, de servicios a las empresas participantes y durante la celebración del evento.

Desde un punto de vista organizativo

La IA ofrece herramientas avanzadas para la planificación y gestión de eventos, permitiendo una predicción precisa de la asistencia, optimización de recursos y una planificación más eficiente. Herramientas como Google Trends y plataformas específicas del sector, como PredictHQ, utilizan análisis predictivo para anticipar temas de interés y demanda. Además, soluciones como Social Tables emplean IA para diseñar layouts que optimicen el flujo de personas, mejorando la experiencia del visitante. Estas tecnologías no solo facilitan una gestión de eventos más eficiente, sino que también contribuyen a una mayor seguridad y personalización de las comunicaciones.

Sobra hablar ya de las capacidades de generar contenido, optimizando la productividad y la personalización.

Ejemplo de ello son utilidades como la predicción y análisis de tendencias; plataformas que aplican IA para la optimización y asignación de recursos; aplicaciones para prever la demanda de eventos; análisis de sentimiento para monitorizar las redes sociales y ajustar la estrategia del evento en función de la percepción pública; optimización del layout del evento; aplicaciones que utilizan algoritmos para recomendar los proveedores más adecuados basándose en criterios de calidad, precio y sostenibilidad; gestión de entradas y tarifas dinámicas; personalización de la comunicación, o el seguimiento y análisis posevento con plataformas de análisis como Tableau, que integran IA para evaluar su éxito y ofrecer insights para futuras ediciones.

Desde un punto de vista de servicios a las empresas participantes

La IA puede revolucionar la forma en que las empresas participan en ferias y congresos. Herramientas de matchmaking inteligente, como las ofrecidas por plataformas de networking profesional, permiten conectar a expositores y visitantes con intereses comerciales similares, maximizando las oportunidades de negocio. Las aplicaciones de análisis de sentimiento, como Brandwatch, brindan a los expositores una comprensión en tiempo real del impacto de su participación, mientras que soluciones CRM avanzadas facilitan la predicción y gestión de leads. Esto no solo enriquece la experiencia de los expositores, sino que también les ofrece herramientas para medir y optimizar su retorno de la inversión. Entre ellas, se encuentran los algoritmos para recomendaciones de ubicación de stands, donde se analizan patrones de tráfico de eventos anteriores para sugerir las mejores ubicaciones con mapas de calor; la optimización de contenido promocional con herramientas de IA que analizan qué tipo de contenidos generan más interacción y adaptan las estrategias de marketing; la predicción de leads; el análisis de interacción en el stand, el software que utiliza reconocimiento facial o RFID para analizar el comportamiento de los visitantes en el stand; la generación automática de contenidos promocionales o informativos para los expositores o visitantes; los chatbots personalizados para expositores y  que proporcionen información, capturen leads o incluso realicen demostraciones de productos; el análisis de ROI en tiempo real para  monitorizar el retorno de la inversión durante el evento, ajustando sus estrategias sobre la marcha, o la optimización de demos de producto,…

 Desde un punto de vista del momento de celebración

Durante el evento, la IA se convierte en un asistente omnipresente. Desde el reconocimiento facial para un acceso rápido y seguro hasta la realización de traducciones automáticas en tiempo real que eliminan las barreras idiomáticas, la tecnología está mejorando significativamente la accesibilidad y la experiencia del participante. Asistentes virtuales y chatbots, como los desarrollados para asistencia personalizada, ofrecen información y recomendaciones personalizadas, mejorando la navegación y la interacción durante el evento. Además, el análisis de participación del visitante en tiempo real permite a los organizadores ajustar dinámicamente los aspectos del evento para maximizar la satisfacción de los asistentes. Se realiza a través de sistemas inteligentes de guiado y navegación Interior; IA en presentaciones y ponencias; interacción y networking con herramientas mejoradas por IA que utilizan algoritmos para facilitar la relación entre participantes con intereses similares; feedback instantáneo y encuestas para analizar feedback en tiempo real y ajustar aspectos del evento sobre la marcha, o contenido dinámico en pantallas y señalización digital que se adapta basándose en los datos de asistencia y participación en tiempo real.

Como conclusión, podemos decir que en el sector ferial estamos en un camino que no tiene vuelta atrás. La IA es un copiloto que nos ha de ayudar a mejorar procesos, personalizar la experiencia de consumo ferial y optimizar los retornos que una empresa expositora espera de una feria profesional. La inteligencia artificial desempeñará un papel crucial en la evolución de la industria de ferias y congresos profesionales hacia eventos más inteligentes, y personalizados. A través de su capacidad para analizar grandes volúmenes de datos, predecir tendencias, personalizar experiencias y facilitar interacciones significativas, la IA no solo está mejorando la eficiencia organizativa, sino que también está enriqueciendo la experiencia de todos los involucrados en el ecosistema. A medida que continuamos explorando y adoptando estas tecnologías, el futuro de los eventos profesionales se presenta como una emocionante fusión de innovación, interacción y oportunidades de negocio sin precedentes. La industria de ferias y congresos está en el umbral de una nueva era, marcada por la inteligencia artificial, y los beneficios prometen ser transformadores.

Raúl Calleja / Events General Manager de SHOW2BE

COMPARTIR: