Perspectivas del cobre para el año 2024, optimismo

28 febrero 2024

A los analistas del mercado no les sorprendió la caída del precio del cobre en 2023, ya que el endurecimiento de la política monetaria, que resonó a escala mundial, afectó a las economías, especialmente a las de los países en desarrollo. A principios de febrero de este año, su precio se desplomó a mínimos de tres meses, acercándose a los 8200 dólares por tonelada métrica. Sin embargo, para el 20 de febrero, repuntó a un máximo de tres semanas, alcanzando los 8548 dólares por tonelada métrica.

El Grupo Internacional de Estudio sobre el Cobre (ICSG), organización cuyo objetivo es aumentar la transparencia del mercado del cobre y promover el debate y la cooperación internacionales sobre cuestiones relacionadas con este metal, se muestra optimista respecto a la producción mundial de cobre en 2024.

Los analistas de mercado del Grupo Internacional de Estudio sobre el Cobre ICSG sugieren un aumento de la producción mundial de las minas de cobre de un 3,7 % en 2024, señalando lo siguiente: “además de la producción adicional de las minas nuevas o ampliadas, se espera que los costes de producción mejoren en los países afectados por limitaciones operativas en 2023, a saber, Chile, China, Indonesia, Panamá y EE.UU.”.

Los analistas de ING subrayaron que la política monetaria de la Fed probablemente desempeñará un papel importante en la fluctuación de su valor. “Los precios del cobre se verán apoyados por un dólar estadounidense más débil debido a la relajación de la Reserva Federal de EE. UU.. Creemos que la trayectoria de los tipos de interés de la Fed seguirá determinando las perspectivas del precio del cobre a corto plazo, que se beneficiará de la relajación de la política monetaria y aliviará la presión financiera sobre los fabricantes y las empresas de construcción al reducir los costes de los préstamos. Pero si los tipos estadounidenses se mantienen al alza durante más tiempo, se fortalecerá el dólar y se debilitará la confianza de los inversores, lo que a su vez se traducirá en un descenso del precio del cobre”, señalan en su informe.

Los economistas de Goldman Sachs comentaron en una nota compartida por Reuters, el 21 de febrero, que los precios del cobre y del oro podrían recibir un impulso en caso de que los responsables políticos de la Fed decidan reducir los costes de endeudamiento. “El mayor impulso inmediato a los precios que vendría tras un descenso de 100 puntos básicos de los tipos a 2 años en EE. UU. impulsado por la Fed lo verían los metales, especialmente el cobre (6 %), y después el oro (3 %), seguido del petróleo (3 %). El impacto positivo de unos tipos de interés más bajos tanto en la oferta como en la demanda de materias primas hace que el impacto en su precio sea ambiguo en la teoría”.

Los analistas de ANZ sugieren que las débiles perspectivas sobre el precio del cobre que dominaron en 2023 podrían ser historia, ya que las expectativas del mercado parecen estar cambiando. En el informe del banco neozelandés se señala: “El cobre tiene un amplio consumo en toda la economía mundial, lo que genera preocupaciones sobre la demanda en una coyuntura de políticas monetarias más restrictivas y un crecimiento económico más débil. Sin embargo, se ha mantenido fuerte dado que se ha concentrado en la electrificación y la descarbonización. Esperamos que el crecimiento de la demanda de China, EE. UU. e India, tres de los cinco principales consumidores, alcance el 4,3 % en 2024, cosa que se daría en una coyuntura de crecientes problemas de suministro. Es probable que siga habiendo muchas interrupciones imprevistas, ya que los productores se enfrentan a altos costes y problemas de calidad. Los riesgos políticos también siguen siendo elevados, lo que pone en peligro el desarrollo de nuevas minas”.

El informe de ANZ prevé que los precios del cobre verán horizontes positivos en 2024 por el déficit del mercado, manteniendo su objetivo a corto plazo en 9000 dólares y esperando que se eleven por encima de los 10 000 dólares en los próximos 12 meses.

COMPARTIR: