Las importaciones chinas de concentrado de cobre aumentarán en 2023

3 enero 2023

El aumento de la producción de concentrado de cobre de producción nacional en China sería limitado. La nueva instalación de fundición de cobre de 400.000 t/año de la empresa china Daye Non-ferrous empezó a suministrar el 23 de octubre y está en vías de aumentar su producción el año que viene. Este es el principal motor de la demanda de importaciones de concentrado de cobre para el próximo año.

Mientras tanto, una revisión de la normativa europea sobre exportaciones ha ensombrecido las futuras importaciones chinas de chatarra de cobre. Esto puede obligar a las fundiciones chinas a importar más concentrado de cobre que chatarra. La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo votó el 1 de diciembre una normativa que impondrá restricciones a las exportaciones de chatarra de la UE a países no miembros de la OCDE, pero se resistió a las presiones para adoptar restricciones similares a las exportaciones a importadores de la OCDE.

La normativa revisada del Reglamento Europeo sobre Traslados de Residuos (RTR) permitirá la exportación de residuos no peligrosos sólo para su valorización, clasificación en la que entra la chatarra férrica y no férrica según la legislación de la UE, a los países no miembros de la OCDE que soliciten autorización y demuestren su capacidad para tratar los residuos de forma sostenible mediante auditorías de terceros. Algunos países no miembros de la OCDE, como India, Pakistán y China, son grandes consumidores de la chatarra de hierro, aluminio, cobre y acero inoxidable de la UE.

La UE es uno de los principales proveedores de chatarra de cobre de China, con un volumen entre enero y octubre que representa el 17,5% de las importaciones totales de chatarra de cobre del país, con 1,47 millones de toneladas durante el periodo, según muestran los datos aduaneros, por encima del 17,1% registrado entre enero y octubre de 2021, con unas importaciones de 1,37 millones de toneladas.

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China publicaron conjuntamente el 15 de noviembre un “programa de implementación del pico de carbono de la industria de metales no férreos”, cuyo objetivo es que la producción de cobre y aluminio reciclados del país alcance los 4 millones de toneladas y los 11,5 millones de toneladas, respectivamente.

En mayo de 2021, las 15 principales fundiciones de cobre de China acordaron recortar las compras de concentrado en un 8,8% anual debido a las estrategias de mitigación del cambio climático y a los bajos costes de tratamiento y refinado (TC/RC), pero la boyante demanda en 2021 impulsó las importaciones de concentrado de cobre del país en un 7,6% respecto al año anterior.

China importó 21,77 millones de toneladas de concentrado de cobre en 2020, 23,43 millones de toneladas en 2021 y 20,8 millones de toneladas en enero-octubre de 2022, lo que supuso un aumento del 8,5% respecto a las 19,2 millones de toneladas del mismo periodo de 2021, según muestran los datos de aduanas, según datos de Argus Media.

COMPARTIR: