Las fábricas de automoción recuperan volumen y la producción crece un 30,8% en marzo

24 abril 2023

La producción de vehículos mantiene su tendencia positiva y registra un aumento del 30,8% en marzo respecto al mismo mes de 2022, con un total de 237.318 unidades fabricadas. El crecimiento se produce gracias a los progresivos alivios en los cuellos de botella de los primeros meses del año, a pesar de que todavía se registran problemas de aprovisionamiento intermitentes en las fábricas.  Durante el primer trimestre, el acumulado registra un crecimiento del 19,6% con 658.282 unidades producidas, aunque todavía representa un 13% menos que en 2019, año prepandemia.

La industria de la automoción recupera cada vez más su volumen de producción, aunque continúan los paros intermitentes en la cadena de aprovisionamiento que a lo largo del año van a continuar marcando el ritmo de recuperación y pueden llegar a limitar la capacidad exportadora del sector. En este sentido, los fabricantes aprovechan los momentos en los que se aligeran los problemas de aprovisionamiento para impulsar la producción y hacer frente a la demanda embolsada.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos y todoterrenos ha registrado 182.547 unidades durante el mes de marzo, un 19,4% más que en el mismo mes de 2022. Por su parte, la producción de vehículos comerciales e industriales durante el tercer mes del año ha registrado un aumento del 91,9% en comparación con el mismo periodo del año anterior con un total de 54.771 unidades.

Exportaciones

En cuanto a las exportaciones, durante el mes de marzo se han enviado fuera de nuestras fronteras un total de 214.460 unidades, un 39,8% más que en 2022. En cuanto al acumulado del año, durante el primer trimestre la exportación ha experimentado un aumento del 25,1%, con 594.383 unidades exportadas respecto al mismo periodo del año anterior. El sector continúa haciendo frente a los problemas en el transporte que podrán limitar a lo largo del año la capacidad exportadora.

En cuanto a los destinos a Europa, durante el mes de marzo han representado el 90,9% de los envíos de vehículos, lo que supone un ligero descenso de 1,6 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes del año anterior.

En el TOP 5 de destinos, se mantienen Alemania Francia, Italia, Reino Unido y Turquía a la cabeza en el ranking. Respecto a los principales mercados europeos, su paulatina recuperación respecto al año anterior tendrá un impacto positivo en la exportación de vehículos siempre que los niveles de producción lo permitan.

Producción por fuentes de energía

Durante el tercer mes del año, la producción de vehículos de cero y bajas emisiones (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y GLP) ha aumentado un 81,2% con respecto al mismo periodo del 2022, con un total de 41.820 unidades, lo que supone el 19,1% de la fabricación en el mes.

Respecto a la cuota de fabricación de vehículos electrificados, este mes ha alcanzado el 11,7% de la producción total, lo que supone un crecimiento de 0,8 puntos porcentuales de la cuota respecto al año anterior. En marzo se han fabricado un total de 27.799 vehículos electrificados, que representa un aumento del 39,8% del volumen de producción frente al ejercicio pasado. En el primer trimestre se acumulan 86.340 vehículos electrificados fabricados, que supone el 13,1% de la producción total. De estos, 67.842 unidades correspondieron a turismos electrificados.

“Marzo nos trae buenas noticias. Se mantiene la tendencia al alza y la recuperación de la producción, superando ligeramente el 30% con respecto al año anterior, si bien es cierto que seguimos por debajo de las cifras prepandemia. En todo caso, continuamos puntualmente con problemas de aprovisionamiento en algunas fábricas que determinaran el ritmo en los próximos meses. A pesar de esta tendencia positiva, no podemos relajarnos, por ello desde ANFAC seguimos insistiendo en que es necesario que tengamos, como país, una apuesta decidida por la movilidad sostenible y electrificada donde el vehículo ha de seguir teniendo un papel relevante tanto en el ámbito industrial como para la sociedad. Para ello, necesitamos celeridad en la puesta en marcha de medidas para impulsar la electrificación y despejar dudas sobre el camino a seguir ya que normativas como el Euro 7 no ayudan. La transformación hacia la nueva movilidad supone un gran esfuerzo para los fabricantes y es necesario no desviar el foco en nuestros objetivos a 2035, con normativas como Euro 7 que suponen una mejora marginal, pero que pueden tener un impacto muy significativo en los vehículos fabricados en España, suponiendo un riesgo para nuestra industria, fábricas y empleo” destacó José López-Tafall, director general de ANFAC.

COMPARTIR: