Las 10 principales predicciones sobre sostenibilidad de las materias primas en 2024

21 diciembre 2023

La consultora mundial del sector de la minería y los metales CRU ha publicado sus 10 principales predicciones de sostenibilidad para los mercados de materias primas en 2024, que abarcan temas que ya han sido candentes este año. Entre ellos figuran las normas de información, la conservación de la naturaleza, la acción por el clima, el precio del carbono y las materias primas críticas.

He aquí un resumen de lo que los analistas de CRU esperan para 2024:

1. Presentación de informes: A medida que aumentan las presiones para la presentación de informes, las empresas deben prepararse para una serie de requisitos nuevos y ampliados tanto en alcance como en cantidad.
CRU advierte de que las normas se solapan cada vez más, lo que significa que la planificación de la transición es fundamental para navegar por la incertidumbre política y el riesgo de responsabilidad.

Existen riesgos cada vez más importantes para las organizaciones o cadenas de suministro que operan en múltiples jurisdicciones. Para los responsables políticos, cuanto más diverjan las normas, más podrían aumentar los costes y crear fatiga informativa, afirman los analistas.

2. Los compromisos de biodiversidad ganan adeptos: Las empresas tendrán que empezar a vigilar y prepararse cada vez más para la legislación sobre naturaleza y biodiversidad.

La Taskforce on Nature-related Financial Disclosures (TNFD), una iniciativa impulsada por el mercado, basada en la ciencia y respaldada por los gobiernos, publicó su recomendación final en septiembre. El objetivo de este marco jurídicamente no vinculante es proporcionar a las organizaciones la estructura necesaria para integrar en la toma de decisiones objetivos basados en la ciencia sobre la naturaleza.

3. Opiniones polarizadas sobre la necesidad y la rapidez de la acción climática: Según el CRU, las empresas se enfrentarán a un mayor escrutinio y riesgo a medida que se intensifiquen los efectos del cambio climático. Sin embargo, la velocidad de la acción necesaria no está fijada. La determinación política fluctuará aunque la tendencia sea clara.

En algunos países, como Estados Unidos, el resultado de las elecciones previstas influirá significativamente en la política medioambiental, afirman los analistas. Independientemente del resultado, señalan, algunas partes de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) serán más difíciles de desmantelar que otras.

4. Incentivar la reducción de emisiones: Todos los mercados de materias primas se verán transformados por el aumento de los precios del carbono. Entender la fijación de los precios del carbono es y seguirá siendo vital, ya que su papel para impulsar la reducción de emisiones crecerá a escala internacional.

5. La carrera por las materias primas críticas se intensificará: Las cestas de minerales críticos son dinámicas tanto a través de las regiones como del tiempo. Por ejemplo, el Departamento de Energía de EE.UU. clasifica el cobre como “no crítico” a corto plazo y “casi crítico” a medio plazo, ya que la demanda de los sectores de la electrificación y las energías renovables crece más rápido que la oferta.

6. Mayor atención a las emisiones de Alcance 3: Las emisiones indirectas a través de la cadena de valor, o emisiones de Alcance 3, serán objeto de una mayor atención por parte de reguladores, inversores y consumidores en 2024. CRU afirma que las empresas tendrán que medir, informar y reducir sus emisiones de Alcance 3 para mantener su licencia social para operar y acceder a los mercados de capitales.

7. Las cadenas de suministro están cambiando: Las cadenas de suministro se encuentran en un periodo de cambios significativos, con la regionalización creciendo como tendencia. Europa y el mercado norteamericano son buenos ejemplos de este fenómeno. A medida que la sostenibilidad y la resistencia de la cadena de suministro se someten a un mayor escrutinio, es probable que se produzca un cambio hacia una mayor autosuficiencia y diversificación, afirma el CRU. Esto podría crear nuevas oportunidades para los proveedores y fabricantes locales, pero también podría provocar un aumento de los costes y una reducción de la eficiencia.

8. Las ventas de vehículos eléctricos siguen creciendo: Durante 2023, las ventas de vehículos eléctricos crecieron menos de lo esperado, pero demostraron ser resistentes contra los vientos en contra macroeconómicos en todos los mercados. A nivel mundial, algo más del 12% de las ventas de vehículos ligeros en 2023 fueron vehículos eléctricos de batería (BEV). CRU espera que este porcentaje supere el 16% el próximo año. Para 2025, una de cada cinco ventas de coches nuevos serán BEV y la consultora prevé que las tasas de penetración se acerquen al 50% en 2030.

9. Crece la capacidad renovable y el almacenamiento de energía recibe más atención: Este año se ha producido un notable aumento de las instalaciones de energías renovables, con más de 500 GW de capacidad solar y eólica instalada, con enormes aumentos en el despliegue chino de energía solar. CRU prevé que en 2024 se produzca un crecimiento porcentual de dos dígitos en este sentido. Sin embargo, en algunas regiones, como Europa, las leyes de planificación, la escasez de mano de obra y los mayores costes de financiación frenan el despliegue.

10. Continúa el entusiasmo en torno a las nuevas tecnologías: El interés por las tecnologías bajas en carbono seguirá aumentando, y es probable que el hidrógeno y el amoníaco verdes, la captura y el almacenamiento de carbono y los pequeños reactores modulares reciban gran parte de la atención del mercado en 2024.

El CRU cree que, a pesar de las mejoras tecnológicas y la caída de los costes, no existe una panacea para resolver la descarbonización. Estas tecnologías requerirán, casi siempre, un importante apoyo político o elevados precios del carbono para ser competitivas en costes en comparación con las alternativas fósiles tradicionales.

COMPARTIR: