La producción de vehículos cae el 17,7% en marzo

2 mayo 2024

La producción de vehículos ha decrecido el 17,7% en marzo respecto al mismo mes de 2023, sumando 195.252 unidades. El mes de marzo ha estado marcado tanto por los problemas en el aprovisionamiento de componentes en varias fábricas, consecuencia de los retrasos ocasionados por la crisis en el mar Rojo, como por los ajustes en la producción por la demanda del mercado. Todo ello, unido al período vacacional de la Semana Santa, han sido las principales causas.

Durante el primer trimestre del año, el acumulado registra una leve bajada del 0,5% respecto a 2023, con 654.825 unidades producidas, cifra un 13,5% menor que en 2019, año previo a la pandemia. Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos fue de 160.439 unidades en marzo, un 12,1% menos que en el mismo mes de 2023. Por su parte, la producción durante el tercer mes del año de vehículos comerciales e industriales ha experimentado una acusada caída del 36,4% respecto al mismo mes del año pasado, con un total de 34.813 unidades.

Decrecen las exportaciones el 16,8%

En lo relativo a las exportaciones, en marzo se han enviado fuera de nuestras fronteras un total de 174.138 unidades, un 16,8% menos que en el mismo período de 2023. El acumulado anual indica que durante el primer trimestre del año la exportación experimentó una caída de un 1,8%, con 579.988 unidades exportadas.

Las exportaciones al continente europeo representaron el 92,7% de los envíos de vehículos durante el pasado mes, lo que supone una subida de 2,5 puntos porcentuales de la cuota en comparación con el mismo mes del año anterior. Asimismo, el volumen de unidades entregadas a los destinos europeos disminuyó un 14,5% con respecto al mismo mes del año anterior.

En el TOP 5 de destinos Francia ocupa la primera posición. Le siguen Alemania y Reino Unido en el segundo y el tercer puesto, respectivamente. Destacan especialmente las caídas de Bélgica (-45,2% hasta el séptimo puesto) y de Portugal (-28,2%), que pasa a ocupar el octavo puesto. En contrapunto, México experimenta un gran aumento del 169,6%.

Crecen los vehículos de cero y bajas emisiones

Durante el mes de marzo, la producción de vehículos de cero y bajas emisiones (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y GLP) aumentó un 3,6% con respecto al mismo período de 2023, con un total de 43.347 unidades, lo que suma el 22,2% de la cuota de producción de marzo.

Respecto a la cuota de fabricación de vehículos electrificados, el pasado mes alcanzó el 12,5% de la producción total, 0,8 puntos porcentuales más con respecto al mismo mes de 2023. En marzo se fabricaron un total de 24.451 vehículos electrificados, lo que representa una disminución del 12% al mismo mes del ejercicio pasado. De estos, 24.021 unidades corresponden a turismos electrificados (eléctricos puros BEV e híbridos enchufables PHEV), que aumentan un 14,2% con respecto a marzo de 2023.

En el acumulado del año, los vehículos electrificados representan el 10,4% del total de la producción, con 68.075 unidades, lo que representa una disminución del 21,2% con respecto al mismo mes del año anterior. “Observamos de manera preocupante como en marzo los problemas de aprovisionamiento de componentes en algunas fábricas están haciendo mella en las cifras de producción. Una caída del 20% en el último mes que lastra el buen ritmo con el que habíamos cerrado el año pasado. Habrá que esperar a ver cómo se comporta la recepción de materiales este mes para evaluar su importancia. De todos modos, es mala noticia la bajada de la producción de vehículos electrificados. Una situación que no hace más que alertar que de poco sirve fabricar y atraer vehículos electrificados a nuestras fábricas si no se venden en nuestro mercado. Pero no podemos olvidar que la electrificación es la apuesta de la Unión Europea y el gobierno español para cumplir con la obligación de reducción de emisiones”, según José López-Tafall, director general de ANFAC.

“Los vehículos electrificados están todos disponibles. Pero o trabajamos en fomentar un marco que acelere la demanda de vehículos electrificados por los particulares y las empresas con la mejora de las ayudas a la compra, la fiscalidad y la aceleración del desarrollo de las infraestructuras de recarga de acceso público, o nos enfrentaremos a una situación con un mercado a la baja que acarreará una merma en la producción y el riesgo de no cumplir nuestros objetivos de descarbonización. El sector solo no puede hacerlo todo. Las cifras actuales de mercado y producción evidencian que es necesario actuar de inmediato con medidas contundentes”, destaca López-Tafall.

COMPARTIR: