La Asociación Europea del Acero rebaja sus previsiones de demanda en la UE para 2024

16 febrero 2024

El sector europeo del acero repuntará este año el 5,6%, dos puntos por debajo de la última predicción, según avanzó Eurofer, la patronal siderúrgica europea, en un contexto en el que se supone que los sectores industriales consumidores de acero aumentarán su producción solo el 0,2%.

La industria siderúrgica europea alerta por ello de que “la recuperación prevista del mercado de acero en 2024” se “ralentizará”, con “una recuperación menos sustancial” durante este ejercicio.

Esta percepción tendrá efectos inmediatos en Asturias, donde ArcelorMittal decidirá en las próximas semanas, en función de los pedidos y otros datos de la demanda aparente, si paraliza o no a partir de abril uno de los dos hornos altos de Gijón, como recoge su plan presupuestario para el ejercicio.

Aditya Mittal, consejero delegado de la multinacional, afirmó la pasada semana que “a futuro, se perciben indicios que apuntan a una coyuntura más positiva para la industria”. Y, según su director financiero, Genuino Christino, aunque “se anticipa una caída marginal de la demanda, especialmente en lo relativo a la construcción”, lo previsible es que “una vez agotados muchos ‘stocks’, la demanda debería crecer entre el 2% y el 4%”.

El director general de Eurofer, Axel Eggert, reclamó la actuación de los políticos para ayudar a la industria siderúrgica regional a sobrevivir.

La industria siderúrgica europea aún no ve la luz al final del túnel“, afirmó. “Necesitamos urgentemente un acuerdo industrial europeo si queremos asegurar un futuro para la industria siderúrgica y toda su cadena de valor”.

El grupo también revisó a la baja sus previsiones de consumo aparente de acero para el año pasado, esperando una caída del 6,3% en lugar del 5,3% previsto en octubre.

La demanda aparente de acero mide la producción de acero más las importaciones, una vez descontadas las exportaciones y la entrada de material que se sigue procesando en el bloque.

En el tercer trimestre de 2023 —los datos reales más recientes disponibles— el consumo aparente de acero registró su sexta lectura negativa consecutiva, cayendo un 3,9% hasta 30,4 millones de toneladas métricas.

Entre los sectores consumidores de acero, los buenos resultados de la industria automovilística ayudaron a compensar en parte la debilidad de la ingeniería mecánica, los electrodomésticos y la construcción, sector este último que representa alrededor del 35% de la demanda de acero.

El sector siderúrgico de la UE produce unos 152 millones de toneladas de acero al año en 500 plantas, con una facturación de 130.000 millones de euros (139.900 millones de dólares).

COMPARTIR: