La actividad industrial de la eurozona vuelve a caer en septiembre

2 octubre 2023

La actividad del sector manufacturero de la zona euro volvió a contraerse en septiembre por decimoquinto mes consecutivo al situarse el índice PMI en los 43,4 puntos, profundizando su declive en una décima respecto de agosto, según la encuesta de S&P Global y Hamburg Commercial Bank.

El índice se situó por debajo del nivel neutral de 50 y a un ritmo “pronunciado” al final del tercer trimestre, lo que apunta a “una debilidad considerable en el sector”. Sin embargo, supone un repunte desde el mínimo de 38 meses registrado en julio.

No obstante, los nuevos pedidos continuaron reduciéndose a un ritmo que “rara vez” ha sido superado desde que los registros comenzaron en 1997.

También se observó una importante debilidad de las exportaciones y un retroceso de los pedidos acumulados, que ha sido el más rápido desde mayo de 2020. En consecuencia, según ha revelado el documento, se produjeron nuevos recortes de plantilla al mayor ritmo en casi tres años.

Además, aunque los costes de los insumos cayeron “bruscamente” de nuevo, los esfuerzos de las empresas para reducirlos aún más fueron subrayados por los recortes “sostenidos” en el empleo, de la actividad de compras y de los inventarios.

Mientras tanto, se produjo un debilitamiento “considerable” de la confianza empresarial y las expectativas de crecimiento cayeron hasta su nivel más bajo en diez meses. En un intento por aumentar la competitividad y estimular la demanda, los fabricantes de la zona euro redujeron sus precios de venta por quinto mes consecutivo, y a uno de las velocidades más aceleradas observadas desde 2009.

“Probablemente no veremos que las cosas mejoren hasta que llegue el nuevo año, pero hay razones para creer que ha tocado fondo el ciclo de almacenamiento de existencias, que es difícil de prever”, ha explicado el economista jefe de Hamburg Commercial Bank, Cyrus de la Rubia.

“Con la excepción de la gran recesión de 2008/2009, los precios de venta nunca han disminuido a un ritmo más rápido que el actual promedio de tres meses, y lo mismo ocurre con los precios de los insumos”, ha añadido De la Rubia, que ha apuntado, aun así, que esta circunstancia hace “probable” que se produzca un repunte.

Entre las grandes economías de la eurozona, Alemania (39,6) siguió por debajo del nivel neutro, seguida de los Países Bajos (43,6) y Francia (44,4). En lo que respecta a estos dos últimos países, las contracciones de septiembre fueron las más rápidas en casi tres años y medio.

De su lado, si bien Italia (46,8) y España (47,7) también registraron un empeoramiento de la salud industrial, sus ritmos de deterioro se desaceleraron. En el caso de España, la actividad manufacturera se deterioró en septiembre por sexto mes consecutivo, aunque mejoró el dato de 46,5 puntos de agosto.

COMPARTIR: