Itesal cierra 2023 con unas 10.000 toneladas de perfiles de aluminio fabricadas

8 febrero 2024

Con 186 personas en plantilla, Itesal, fabricante de perfiles de aluminio para ventanas ha conseguido salvar un 2023 con menos demanda nacional que en 2021 -año muy bueno en el que llegaron a alcanzar un volumen de 12.000 toneladas fabricadas- pero con similares ratios de exportación.

En torno al 40% de las ventas alcanzadas, de 45 millones, fueron para el mercado exterior, destacó Armando Mateos, director general de esta empresa, «pese a que Alemania y Francia no se comportaron demasiado bien el segundo semestre del año pasado», precisó.

Para 2024 las expectativas son de crecimiento del consumo. Por eso, adelantó, han aumentado capacidad productiva en la planta de Pina de Ebro y han pasado de los cuatro turnos que tenían el año pasado a cinco turnos, tres en una de las prensas y dos en la otra.

«Si todo 2024 pudiéramos trabajar al ritmo de enero, hablaríamos de un crecimiento de más del 10% en facturación este año, pero hay que ser prudentes», confesó, al no haber evaluado aún el impacto que pueda tener en su cifra de negocio la crisis en el mar Rojo con el retraso en las entregas y el aumento del precio de los fletes que traen mucho aluminio a Europa desde Asia y la Península Arábiga.

El pasado año fue de inversiones, recuerda Mateos, ya que compraron un segundo almacén en La Puebla de Alfindén, además del que tienen en Cogullada, en el que trabajan 12 personas.

«Este año seguiremos invirtiendo en modernización de máquinas y en asistencia a ferias como las de Madrid y Zaragoza especializadas en construcción y rehabilitación, dijo Mateos.

COMPARTIR: