El precio del litio en China seguirá bajando en 2024, según los analistas

7 diciembre 2023

Según los analistas, los precios del carbonato de litio en China, principal consumidor mundial, podrían caer más de un 30% el año que viene con respecto al nivel actual, ya que la creciente oferta de los principales productores supera el aumento de la demanda de los usuarios de baterías.

Los precios de este producto químico utilizado en las baterías en China, también el mayor productor mundial, ya han caído un 77% este año después de que Pekín recortara drásticamente las subvenciones a los vehículos eléctricos a partir de enero, arrastrando a la baja los precios del mineral de litio y perjudicando los márgenes de beneficio de los mineros mundiales.
El precio al contado del carbonato de litio alcanzó esta semana su nivel más bajo en más de dos años, 115.500 yuanes (16.185,54 dólares) por tonelada métrica, y es probable que caiga hasta 80.000 yuanes el año que viene a medida que siga aumentando la oferta mundial, según cuatro analistas con sede en China.

Uno de ellos prevé que el precio alcance los 100.000 yuanes a finales de año

Los precios fuera de China tienden a seguir una tendencia similar, con unos precios de referencia del carbonato de litio para China, Japón y Corea del Sur de 18,50 dólares por kg el jueves, un 77% menos que el máximo de 81 dólares por kg alcanzado en noviembre de 2022.

El contrato de enero más negociado en la Bolsa de Futuros de Guangzhou alcanzó un nuevo mínimo de 106.200 yuanes por tonelada el jueves, menos de la mitad de su precio de cotización cuando comenzó a negociarse en julio.

El desplome de los precios afectará a los productores de litio de alto coste, pero ofrecerá cierto apoyo a un sector de vehículos eléctricos en desaceleración. China produce cerca del 70% de las baterías del mundo y más de la mitad de los vehículos eléctricos.

Según CITIC Futures el mes pasado, se prevé que las ventas nacionales de vehículos eléctricos crezcan un 25% hasta alcanzar los 9,44 millones de unidades el año que viene, lo que supone una ralentización respecto al crecimiento anual del 31% y el 89% registrado en 2023 y 2022, respectivamente.

También se prevé una menor tasa de crecimiento para el sector de almacenamiento de energía, el segundo mayor consumidor de litio, debido al debilitamiento de la demanda nacional y extranjera, añadió la correduría.

Aumento de la oferta

UBS pronosticó la semana pasada que la oferta mundial de litio aumentará un 40% en 2024, hasta superar los 1,4 millones de toneladas de carbonato de litio equivalente.

La producción de los principales productores, Australia y América Latina, aumentará un 22% y un 29% respectivamente, mientras que la de África se duplicará, impulsada por proyectos en Zimbabue, según el banco.

La producción china también aumentará un 40% en los próximos dos años, según UBS, impulsada por un importante proyecto de CATL en la provincia meridional de Jiangxi.

El aumento de la oferta dará lugar a un excedente mundial de litio del 12%, frente al 4% de este año, según CITIC Futures.

Prevé precios del carbonato de litio chino tan bajos como 80.000 yuanes la tonelada en 2024, con una media de unos 100.000 yuanes, equivalente a los costes de producción en Jiangxi, la mayor región productora del producto químico en China.

Los productores de esta región utilizan principalmente lepidolita, un mineral de litio de roca dura, para la producción, y los costes para los que poseen activos mineros oscilan entre 80.000 y 120.000 yuanes, según dos productores y dos analistas.

Para los productores que dependen del suministro externo de mineral, los costes pueden ascender a 200.000 yuanes por tonelada, según los analistas.

Algunos grandes productores de Jiangxi, que normalmente representan un tercio de la producción del país, ya han reducido su producción desde septiembre, según el proveedor de información Mysteel.

Pero los productores de otros lugares, como los lagos de la provincia noroccidental de Qinghai, cuyos costes se estiman en unos 50.000 yuanes por tonelada, siguen expandiéndose.

Los analistas estiman en unos 70.000 yuanes los costes de los grandes productores que utilizan espodumeno, otro mineral, importado de sus propias minas.

COMPARTIR: