El nuevo informe de ETC revela la viabilidad financiera de la siderurgia “verde”

11 abril 2023

Según el último informe de la Comisión para las Transiciones Energéticas (ETC), en Europa y Norteamérica se pueden realizar inversiones viables en proyectos de siderurgia primaria con emisiones próximas a cero, lo que permitiría situar al sector siderúrgico en una senda de emisiones alineada con el Acuerdo de París para 2030.

La capacidad de producción mundial planificada de proyectos siderúrgicos primarios (basados en mineral de hierro) con emisiones próximas a cero debe triplicarse en los próximos tres años para permitir una producción “verde” de 190 millones de toneladas anuales (Mtpa) en el año 2030 y mantener a la vista los objetivos de reducción de emisiones de la industria. “Unlocking the First Wave of Breakthrough Steel Investments: International Opportunities – The United KingdomSpainFrance, and the United States” – revela que la acción  práctica de la industria y la política en cuatro países puede asegurar un caso de inversión viable en esos mercados, creando la oportunidad de hacer crecer el número de proyectos y acelerar las propuestas existentes a las decisiones finales de inversión (FID).

El acero ya es responsable del 7% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero y su demanda está llamada a aumentar, ya que este material es fundamental para la transición energética, desde las turbinas eólicas hasta los vehículos eléctricos, y para el crecimiento de las infraestructuras en las economías en desarrollo. Se han desarrollado tecnologías innovadoras de fabricación de hierro y acero, centradas en el uso de hidrógeno bajo en carbono para producir hierro de reducción directa (DRI), que ofrecen una solución viable para descarbonizar el acero primario.

Dar luz verde a los proyectos antes de 2026 es el reto más importante, dados los plazos de ejecución, y el informe de la ETC demuestra que la brecha financiera para hacerlo es menor de lo que se pensaba. Los cuatro países pueden ofrecer un caso de inversión viable, especialmente a la luz de los recientes avances políticos, si se toman medidas urgentes para cerrar la brecha de la “última milla”. Las principales conclusiones son las siguientes:

  • El precio de la electricidad baja en carbono, para la producción de hidrógeno verde y los procesos siderúrgicos electrificados, es el factor de mercado crucial para determinar la competitividad internacional del hierro o el acero verde.
  • Las principales novedades políticas en Estados Unidos (desgravación fiscal a la producción de hidrógeno bajo en carbono en virtud de la Ley de Reducción de la Inflación) y la UE (la introducción progresiva del mecanismo de ajuste fronterizo del carbono) ponen al alcance un caso de inversión viable en los Estados Unidos, España y Francia, respectivamente.
  • Acciones como el apoyo gubernamental a los gastos de capital y los acuerdos de compra anticipados con una prima inicial (en particular, de los compradores corporativos) ofrecen formas prácticas de cerrar la brecha financiera de los proyectos a corto plazo en los cuatro países.

La naturaleza globalizada de los mercados de acero significa que el apoyo político a nivel nacional puede tener consecuencias en el comercio internacional. La cooperación concertada entre gobiernos y empresas es esencial para garantizar que estos esfuerzos no provoquen fricciones transfronterizas y creen, en cambio, condiciones propicias para la inversión a nivel internacional. Los principales ámbitos de colaboración son:

  • Agregación coordinada de la demanda de los sectores público y privado a través de las fronteras para reforzar las señales de compra de productos siderúrgicos con emisiones próximas a cero.
  • Armonización de las normas, definiciones y sistemas de certificación de productos para aumentar la confianza de los compradores a la hora de adquirir productos verdes.
  • Coordinación de las cadenas de valor para reflejar las nuevas ubicaciones de producción óptimas en términos de costes, incluida la posible separación de la fabricación de hierro y acero.
COMPARTIR: