El Consell ofrece a ThyssenKrupp apoyo financiero para evitar el cierre de Galmed Sagunto

7 marzo 2024

El Consell ha ofrecido a la multinacional ThyssenKrupp apoyo financiero y en la descarbonización para evitar el cierre de la planta de Galmed en Sagunto (Valencia), anunciado por la compañía alemana y que afectará a 121 empleados.

En la cuarta reunión entre representantes del Gobierno valenciano y la multinacional, la administración ha ofrecido la posibilidad de solicitar alguna de las líneas de préstamos bonificados para el sector industrial que tiene en marcha el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y que incorporan un componente de ayuda en forma de tramo no reembolsable de la financiación, así como ayudas de la convocatoria para financiar grandes proyectos estratégicos.

Según informa la Generalitat, estas dos opciones de actuación planteadas han sido favorablemente acogidas por la compañía.

El secretario autonómico de Industria, Felipe Carrasco, ha explicado que para que esas propuestas se puedan concretar es necesario que el Gobierno central avance en la comisión que se comprometió a poner en marcha y solucione detalles que son “de competencia exclusivamente estatal”.

Ello supone que las actuaciones que está dispuesta a llevar a cabo la Generalitat sólo pueden llegar en una segunda fase, cuando el Gobierno desbloquee la primera, ha especificado.

Carrasco ha manifestado que en las reuniones con la compañía se trata de ir concretando de qué modo, desde la administración valenciana, se pueden aportar fórmulas y soluciones técnicas que la empresa encuentre factibles con el fin último de evitar el cierre de la planta de Sagunto.

La Generalitat abrió un proceso de negociación con ThyssenKrupp después de que esta anunciara, a finales de noviembre de 2023, el cierre de la planta de Galmed (dedicada al acero galvanizado) en Sagunto y el despido del centenar de trabajadores de la factoría.

La plantilla se moviliza en contra del cierre

CCOO PV ha convocado para este jueves un paro de cuatro horas en la planta de Galmed y una concentración ante el Palau de la Generalitat en València.

El paro se desarrollará entre las 10 y las 14 horas y afectará al turno de mañana de los tres que mantiene la planta, con la intención de que los trabajadores puedan desplazarse en ese tramo a la concentración ante la Generalitat, que será de 11 a 12 horas, y después incorporarse a su turno a quienes trabajen por la tarde.

Según ha explicado a EFE el secretario general de la Unión Intercomarcal de CCOO Camp de Morvedre-Alt Palància, Sergio Villalba, los trabajadores tienen tiempo para ir a València y volver a Sagunto para comenzar el turno de tarde a las dos.

Está previsto que los trabajadores de Galmed estén apoyados en la concentración por delegados sindicales de otras empresas de Sagunto como Pilkington o Arcelor.

Con estas acciones de protesta se pretende forzar a la negociación política entre la multinacional y los gobiernos central y autonómico con el fin de salvar la empresa, y que en la comisión de trabajo se produzca una mayor concreción de determinadas cuestiones, como podrían ser ayudas que lleven al mantenimiento de Galmed Sagunto.

CCOO no descarta ir aumentando las movilizaciones pero, en esta fase de negociación, prefiere ser prudente y no entorpecer la búsqueda de soluciones desde el ámbito político, según Villalba.

ThyssenKrupp comunicó al comité de empresa en una carta el cierre de la planta por “un significativo empeoramiento del mercado automovilístico europeo”, muy por debajo de las expectativas y previsiones originales en las que se basó la estrategia “Business Segment”, que lleva a la reducción de las perspectivas de demanda de galvanizado.

El director de Thyssenkrupp Galmed, Tiago Vieira, también avanzó que mantienen conversaciones con PowerCo para identificar posibilidades de empleo para los trabajadores en la futura gigafactoría de celdas de baterías de Sagunto.

Según la Generalitat, en la anterior reunión entre la Generalitat y los representantes de ThyssenKrupp Galmed, celebrada a finales de noviembre, la multinacional atribuyó la decisión del cierre de su planta en Sagunto a los males resultados globales de la empresa, que cerró el último año fiscal con pérdidas de 2.027 millones de euros.

La compañía también expresó su confianza en la recolocación de toda la plantilla, formada por 121 personas, en otras empresas del sector y formar a aquellos profesionales cuyo perfil sea adecuado para las necesidades de la gigafactoría que Volkswagen está construyendo en Parc Sagunt II, justo enfrente de la planta de ThyssenKrupp Galmed. EFE

COMPARTIR: