Confemetal: el sector del metal empeora sus expectativas de facturación a principios de 2024

21 marzo 2024

El sector del metal prevé un descenso leve de la facturación en los primeros meses de 2024, al tiempo que estima un incremento de los costes de la energía, los transportes y las materias primas, según una encuesta de la patronal Confemetal.

La última encuesta trimestral de sentimiento que elabora Confemetal a partir de la percepción y las opiniones de sus organizaciones empresariales miembro permite establecer la actual coyuntura económica y determinar las expectativas del sector del metal en estos primeros meses de 2024.

En lo que se refiere a la actividad y el empleo, tras un año de estabilidad o relativo crecimiento de la facturación, el final del ejercicio pasado apuntaba ya claramente a estimaciones de caída que se han confirmado para el inicio de 2024.

La estimación actual más generalizada entre las organizaciones sobre la facturación apunta a niveles incluso más pesimistas, con una clara mayoría apuntando a un descenso leve de la facturación, mientras que un tercio espera estabilidad y otro porcentaje creciente estima que la caída de la facturación en el próximo trimestre podría ser significativo.

PEORES EXPECTATIVAS TAMBIÉN PARA LAS EXPORTACIONES

La estimación sobre la evolución de las exportaciones, tras posiciones ciertamente optimistas en 2023, vira hacia previsiones de descenso al arrancar el año. La gran mayoría de los encuestados se debate entre estimaciones de estabilidad o de descenso leve de las exportaciones y caen significativamente las expectativas de crecimiento leve o significativo de las exportaciones.

Como es habitual en las encuestas trimestrales de sentimiento de Confemetal, el empleo es el indicador que muestra un mayor nivel de estabilidad, que incluso apuntaba hacia un ligero crecimiento, desde el primero al último trimestre del año pasado.

De cara al inicio del año 2024, las estimaciones de los encuestados siguen marcando estabilidad en la evolución del empleo, si bien se reducen los que prevén un ligero crecimiento en beneficio de los atisban un ligero empeoramiento en cuanto al descenso leve en los niveles de empleo.

ESPERAN QUE LOS COSTES CREZCAN EN ESTE ARRANQUE DE AÑO

La encuesta de la patronal del metal atiende, por último, a las estimaciones de las organizaciones para la evolución actual y prevista de los costes de la energía, los transportes y las materias primas.

En cuanto al coste de la energía que en 2023 mostró una evolución irregular si bien cerró el año con previsiones de disminución relativa, para 2024, la estimación de incrementos en este factor de coste vuelve a dispararse y ya la mitad de los encuestados prevén claramente incrementos muy por encima de la estabilidad.

La compleja situación geopolítica está influyendo sobre las previsiones de evolución y, ya para los primeros meses del año, las opiniones mayoritarias de los encuestados apuntan a incrementos leves de los costes de transportes y empiezan a ser relevantes las de los que apuntan a incrementos serán incluso significativos.

Por último, la evolución estimada de costes de las materias primas que mantuvo una situación de cierta tensión durante el último trimestre de 2023, tampoco se muestra positiva para esta primera parte de 2024, ya que la mayoritaria de los encuestados no confía en la estabilidad de los precios. Como en los otros dos factores de coste, el pesimismo es mayoritario entre los encuestados.

COMPARTIR: