Cadena portacables igus con un cordón de acero como guía para la manipulación de materiales

2 agosto 2022

La empresa GEBHARDT Intralogistics Group ofrece soluciones integrales para sistemas de transporte y montaje, así como tecnología de almacenamiento, clasificación y distribución en todo el mundo. Para seguir perfeccionando la logística interna y ofrecer a los clientes el sistema óptimo, la empresa familiar invierte continuamente en nuevas tecnologías, procesos, materiales y componentes, incluido el sistema de cadena portacables autoglide 5 de igus.

GEBHARDT fue fundada en 1952 por Richard y Elfriede Gebhardt en Kirchardt-Berwangen, Alemania. La alta precisión, la calidad, la flexibilidad y una mirada siempre hacia adelante caracterizan a la compañía y a sus 650 empleados hasta el día de hoy. La empresa familiar, ahora en su tercera generación, se centra en el desarrollo y la fabricación de sistemas para la logística interna. Volker Braun, director de Gestión de Productos de Sistemas de Almacenamiento y Recuperación de GEBHARDT Intralogistics Group, explica: «Contamos con más de 70 años de experiencia en el desarrollo e implementación de procesos logísticos. Estos amplios conocimientos nos permiten ofrecer todo de un mismo proveedor: desde la planificación y el diseño hasta la realización de soluciones completas en la empresa». Otra característica de calidad es que todos los componentes y sistemas se fabrican internamente en las plantas de Sinsheim y Pirmasens (21.500 m²), desde los rodillos transportadores y la unidad de almacenamiento y recuperación hasta el sistema completo de manipulación de materiales con un moderno control electrónico.

Dos en uno: potencia horizontal y transmisión de datos de forma sencilla
En 2016, la oficina central de la empresa en Sinsheim se amplió para incluir un centro tecnológico y de pruebas que se utiliza para abastecer la producción. La tecnología de almacenamiento y transporte instalada en el centro incluye tecnología de transporte de palés, tecnología de lanzaderas (OLPS, MLS, OLS) y un sistema automatizado de almacenamiento y recuperación Cheetah. Las aceleraciones, las velocidades y los tiempos de traslado son de gran importancia para los transelevadores. Habitualmente, se utiliza un carril electrificado para la transmisión de energía y los datos se envían sin contacto a través de una barrera de luz de datos. Para conducir de forma segura la energía y los datos en el plano horizontal a través de cables y sin carril de guiado, igus ha desarrollado el sistema autoglide 5. Volker Braun afirma: «Aquí, en las instalaciones de Sinsheim, tenemos una ventaja decisiva: podemos probar exhaustivamente todas las innovaciones técnicas en nuestro propio almacén. Cuando el Sr. Strauch de igus nos presentó el concepto de autoglide 5, nos convenció desde el principio y vimos un gran potencial para nuestros sistemas logísticos». Christian Strauch, responsable del sector de manipulación de mercancías de igus, añade: «La gran desventaja de los sistemas de los carriles electrificados es el mantenimiento regular y el elevado precio de los carriles cortos. Un carril electrificado debe limpiarse y necesita mantenimiento, y los contactos del pantógrafo actual también son susceptibles de desgaste. Autoglide 5, en cambio, no requiere mantenimiento. Los datos se transmiten de forma segura a través de un cable y no de forma inalámbrica, lo que hace que el sistema sea ideal para el uso horizontal en la manipulación de materiales de GEBHARDT».

Instalación extremadamente rápida y sencilla
El autoglide 5 se instala de forma rápida y sencilla sobre un cordón de acero tensado en el suelo por el que la cadena portacables puede desplazarse con seguridad con los cables de energía, datos, líquidos o aire. Entre los cables que ofrece igus, se incluye una gama de cables confeccionados según las normas del fabricante y producciones individuales o en serie que se someten a un exhaustivo control de calidad y a pruebas funcionales en el laboratorio de igus. Volker Braun explica: «Terminamos de instalar el sistema completo de igus, incluso con todos los cables, en tan solo tres horas. Para un carril electrificado habríamos necesitado un día y medio. Por no hablar de la configuración de la transmisión de datos». Y añade: «También nos convenció la sencillez de la instalación: hacer cuatro agujeros, tensar el cordón, desplegar la cadena portacables con los cables, conectarlo todo y ya está. Un carril electrificado habría supuesto la perforación de más de 100 agujeros, además de la instalación de los demás componentes necesarios, como la barrera de luz, el transmisor, el receptor, etc. Otra ventaja de autoglide 5 es que elimina la necesidad de planificación y de ingeniería de proyecto, que lleva mucho tiempo».

Conclusión: sustitución óptima de los carriles electrificados
«Autoglide 5 lleva ya más de un año de funcionamiento aquí y estamos realmente muy satisfechos. El sistema es seguro, silencioso, fácil de manejar e ideal para nuestros transelevadores», afirma Braun. Christian Strauch añade: «Este sistema nos ofrece una alternativa real al carril electrificado, o mejor dicho, el autoglide 5 ofrece al usuario de manipulación de mercancías un sistema sin precedentes en cuanto a precio, mantenimiento, instalación y seguridad para carriles de tamaño corto a medio».

Ventajas de autoglide 5 de igus:
• Suministro de energía, datos, aire y fluidos desde UN SOLO sistema
• A menudo ahorra dos o más sistemas necesarios para la transmisión de datos
• velocidad a 4 m/s
• Funcionamiento silencioso: 63db(A) a 2 m/s
• El 50% del suelo queda libre, ya que no es necesario el carril de guiado
• Hasta un 90% menos de tiempo de montaje que para una solución estándar convencional con carriles de guiado
• Disponible como sistema confeccionado con cables, tubos y conectores
• Reducción de requerimientos de mantenimiento y limpieza

COMPARTIR: