Aimen promueve la sostenibilidad y la eficiencia en el uso de los recursos

2 mayo 2024

La colaboración activa entre los sectores público y privado y la apuesta por la tecnología y la innovación son básicas para repensar los procesos de producción para maximizar la reutilización de materiales y minimizar el desperdicio. En este contexto, el Centro Tecnológico Aimen trabaja desde hace años en el desarrollo de diferentes proyectos internacionales que tienen como objetivo común reducir la dependencia de los recursos naturales, minimizar la generación de residuos y promover una mayor eficiencia en el uso de los recursos.

El reciclaje de materiales industriales es una piedra angular de la Economía Circular, que promueve la sostenibilidad y la eficiencia en el uso de los recursos. A medida que avanzamos hacia un futuro más sostenible es crucial que la industria adopte prácticas de reciclaje cada vez más avanzadas y que se fomente la colaboración entre todos los agentes involucrados para superar los desafíos y aprovechar plenamente los beneficios de esta transformación.

Proyecto Precycling

Uno de los sectores industriales donde el reciclaje de materiales ha tenido un impacto más significativo es la industria del plástico. Como se recoge en la Estrategia Europea de Plásticos, es necesario desarrollar nuevos métodos para calcular, verificar y reportar sobre el contenido de material reciclado en los productos, impulsando su empleo en los productos cotidianos.

En este sentido, el proyecto europeo Precycling, en el que participa Aimen, tiene como objetivo desarrollar una metodología sencilla para clasificar, muestrear, rastrear y reciclar flujos de desechos plásticos para producir materiales reciclados de calidad y seguros y productos de valor agregado con una determinada vida útil.

En paralelo, se desarrolla un sistema de trazabilidad inteligente a través de sistemas digitales para garantizar la calidad y seguridad de los materiales reutilizados, apuntando a un Modelo de Economía Circular sostenible, transparente y funcional para el mercado del reciclaje.

Aimen desempeña un papel crucial en el establecimiento de metodologías de análisis y rastreo de residuos plásticos mediante el desarrollo de sistemas de detección basados en espectroscopia de descomposición inducida por láser y fluorescencia inducida por láser para identificar materiales poliméricos y aditivos como retardantes de llama, así como para rastrear materiales reciclados con ayuda de trazadores.

Además, Aimen también trabaja en la evaluación de los flujos de residuos plásticos mediante el análisis del flujo de materiales, que puede ser una herramienta útil para identificar puntos críticos de intervención para mejorar, por ejemplo, la tasa de reciclado de residuos plásticos.

En el proyecto, que se está implementando principalmente en industrias del sector textil, del juguete y de electrodomésticos, participan 16 socios y cuenta con un presupuesto de 6,9 millones de euros a cargo del programa H2020.

Proyecto EuReComp

Aimen forma también parte activa del proyecto internacional EuReComp que tiene como finalidad proporcionar métodos sostenibles para el reciclaje y la reutilización de materiales compuestos de base polimérica que contienen bien fibra de vidrio o carbono.

Estos materiales, empleados principalmente en industrias como la aeronáutica y la energía eólica, presentan una excelente relación de propiedades-peso-resistencia a la corrosión y han experimentado un incremento espectacular en su utilización en algunas industrias. Sin embargo, tras su vida útil son almacenados en gigantescos cementerios de residuos sin que se generen rutas de reutilización o vías de reciclaje. Esto ha generado una necesidad imperiosa de dar una segunda vida a dichos materiales o de encontrar vías para su reciclaje.

Las principales vías para lograr la circularidad incluyen la reparación, reutilización y rediseño de piezas de productos a gran escala al final de su vida útil y el reciclaje y recuperación de los materiales utilizados en dichas piezas, logrando así la reducción de residuos y la transformación a productos de alto valor agregado.

En este proyecto, en el que participan 19 socios, Aimen se encarga de conocer la integridad interna y superficial de los componentes mediante el empleo de ensayos no destructivos, basados principalmente en técnicas de ultrasonidos y termografía activa; del desarrollo de diferentes técnicas de espectroscopia óptica y algoritmos de clasificación para identificar y clasificar los materiales de desecho según sus espectros; y de la optimización de los procesos de desmantelamiento y separación de los componentes, como paso previo a su reutilización y, sobre todo, a su reciclaje.

COMPARTIR: