Acerinox registra un beneficio de 228 millones de euros en 2023 en un año marcado por la baja actividad en el sector

1 marzo 2024

La compañía siderúrgica Acerinox anunció ayer jueves la obtención de un beneficio después de impuestos y minoritarios de 228 millones de euros y un Ebitda (resultado bruto de explotación, valor por el que se mide la rentabilidad) de 703 millones de euros durante el año 2023.

Ambas cifras forman parte de unos resultados económicos que, pese a ser sensiblemente inferiores a los cosechados en 2022, han sido calificados como “buenos” por la acerera en un contexto de muy baja actividad para el mercado de los aceros inoxidables; tanto que la compañía sopesa el cese de la actividad en su planta de Barhu Stainless (Malasia).

En comparación con 2023, el beneficio neto es un 59% inferior (556 millones en 2022) mientras que el Ebitda es un 44,9% menor que el del año precedente (1.276 millones).

La compañía ha valorado que los “buenos resultados en 2023” se deben a las mejoras de los últimos años y al acierto estratégico de la entrada en el sector de las aleaciones del alto rendimiento que ha permitido a grupo alcanzar un nuevo umbral de rentabilidad en un entorno de gran caída de la demanda.

“El ejercicio de 2023 fue un año de muy baja actividad para el mercado de los aceros inoxidables debido al ajuste de inventarios iniciado durante la segunda mitad de 2022. Estimamos que el consumo aparente en Estados Unidos y Europa bajó en torno al 20%. Por el contrario, el sector de aleaciones de alto rendimiento mantuvo un comportamiento positivo en el año. 2023 fue un año desafiante pero positivo para Acerinox”, ha explicado el consejero delegado de Acerinox, Bernardo Velázquez.

El año 2023 estuvo marcado por un complicado contexto macroeconómico y geopolítico, así como por incidentes en las cadena de suministro que afectaron a las rutas comerciales. Así, junto al ya citado beneficio neto y Ebitda, la compañía logró una facturación de 6.608 millones. La deuda del grupo se redujo en 99 millones hasta los 341 millones de euros.

La situación del mercado ha llevado a la compañía a abrir un “proceso de reflexión estratégica” sobre el futuro de Bahru Stainless (Malasia), “no descartando el cese de actividad”. Como consecuencia de ello se ha realizado el máximo deterioro posible de activos en Bahru Stainless, por importe de 156 millones de euros, que no ha supuesto salida de caja, según ha aclarado la empresa.

La huelga en Acerinox Europa también es seguida por la empresa. En la nota de difusión de los resultados económicos, la compañía ha recordado que el proceso de negociación del cuarto convenio colectivo comenzó en enero de 2023 con un total de 22 rondas de negociación sin que se haya alcanzado un acuerdo.

“La empresa apuesta por un cambio de modelo productivo orientado al cliente y al valor añadido para poder hacer frente a la fuerte competencia del mercado y salir de su situación de pérdidas, garantizando su viabilidad. Dicha transformación pasa por adaptar la prima de producción al nuevo modelo y recuperar productividad a través de una mayor flexibilidad y desempeño de distintas tareas dentro la misma sección/departamento (polivalencia), sin plantear despidos ni recortes salariales”, ha enfatizado la compañía. Asimismo, ha asegurado que “nunca” ha interrumpido su voluntad negociadora.

Inversiones
El pasado 5 de febrero, Acerinox anunció una oferta por la cual North American Stainless, empresa del grupo Acerinox en Estados Unidos, adquirirá Haynes International por una cuantía en el entorno de los 740 millones de euros. Se trata de una empresa estadounidense líder en el desarrollo, fabricación y comercialización de aleaciones de alto rendimiento tecnológicamente avanzadas. La operación, acordada por los consejos de administración de ambas compañías, se encuentra pendiente de la aprobación de los accionistas de Haynes y de las autoridades americanas y se realizará íntegramente en efectivo.

Como parte de la estrategia del grupo, orientada al desarrollo y expansión de soluciones de mayor valor añadido, Acerinox reforzó en 2023 su apuesta por VDM Metals con una nueva inversión de 67 millones de euros que incrementará en un 15% la producción e impulsará la eficiencia con ventas adicionales de más de 6.000 toneladas por año a partir de 2026.

Previamente, el grupo Acerinox anunció una inversión en North American Stainless por importe de 244 millones de dólares. “El objetivo es reforzar el liderazgo de la filial americana en Estados Unidos y acompañar el crecimiento del mercado, aumentando la capacidad de producción un 20% gracias, entre otras medidas, a mejoras en productividad basadas en soluciones digitales y a la compra de equipos de última generación”, según la compañía.

150 millones al dividendo
Durante 2023, los accionistas de Acerinox percibieron un dividendo 150 millones de euros. La compañía abonó a sus accionistas un dividendo a cuenta en enero y otro complementario en julio. De esta manera, el total abonado a los accionistas en 2023 fue de 0,60 euros brutos por acción, un 20% superior al dividendo de 2022.

El consejo propondrá a la próxima junta general el pago de un dividendo de 0,62 euros por título, lo que supone un aumento del 3,33% adicional, tras haber reducido además el número de acciones como resultado del último Plan de Recompra.

El 26 de enero de 2024 se abonó un dividendo a cuenta del ejercicio 2023 por importe de 0,31 euros por acción.

COMPARTIR: