Acerinox descarta nuevas compras en el corto plazo y apuesta por “digerir” Haynes y explotar sinergias

23 abril 2024

Acerinox no contempla nuevas adquisiciones “en el corto plazo”, pendiente todavía del cierre definitivo de la compra de Haynes International, y apuesta por “digerir” la que será la operación “más importante en tamaño” en la historia del grupo y en trabajar por “maximizar” las sinergias con la estadounidense.

En una rueda de prensa previa a la junta general de accionistas que se celebró ayer, el presidente de Acerinox, Carlos Ortega, señaló que el grupo, “hoy por hoy, no mira nada más” en el mercado para crecer inorgánicamente.

El pasado mes de febrero, Acerinox cerró un acuerdo para la adquisición del 100% de la compañía de aleaciones especiales Haynes International por un importe de 970 millones de dólares (unos 910 millones de euros), incluyendo deuda, operación que prevé cerrar en el tercer trimestre del año una vez completadas todas las autorizaciones.

A este respecto, Ortega subrayó que el grupo tiene ya “mucho trabajo” en la labor de “maximizar” las sinergias con Haynes -que se cifran en más de 71 millones de dólares (unos 67 millones de euros), en una operación que supondrá una plataforma para seguir creciendo en Estados Unidos.

Y es que el mercado estadounidense es clave para Acerinox, representando ya más del 50% de sus ventas y que con esta compra podría elevar ese peso por encima del 60% con unas inversiones previstas de 200 millones de dólares (unos 188 millones de euros) en los próximos cuatro años. “Vemos oportunidades muy relevantes de maximizar esas sinergias, más que ver nuevas oportunidades de compra”, dijo.

A pesar de esta importancia cada vez mayor de Estados Unidos en el grupo, Acerinox no contempla cotizar en el mercado americano. “Pienso en todas las oportunidades que puede haber, pero, hoy por hoy, no vamos a hacer un Ferrovial”, aseguró Ortega.

Y es que la adquisición de Haynes Internacional ahonda más en la estrategia del grupo siderúrgico, en línea con la compra de la alemana VDM, de la “triple ‘A'”, dijo Ortega, “más América, más aleaciones especiales y más aeroespacial”.

En este sentido, el consejero delegado de la compañía, Bernardo Velázquez, apuntó que la estrategia de la compañía, en “un mundo muy competitivo” donde los chinos “han inundado” el mercado de productos, pasa por “ofrecer un producto más exclusivo por el que se pague más”, siendo “líderes mundiales” en acero inoxidable y aleaciones de alto rendimiento.

En lo que se refiere al negocio en Malasia, Velázquez afirmó que el grupo se encuentra en una situación de “reflexión estratégica” debido a ese “tsunami” de precios bajos por China, por lo que lo único que se puede hacer es parar la producción. “No podemos competir allí”, aseguró.

Precios competitivos

Por otra parte, el ejecutivo del grupo reclamó, una vez más, poder tener una energía “competitiva, estable y precedible”, ya que, a pesar de los precios bajos que se están viviendo en este 2024 por la mayor presencia de renovables, este sector “no puede levantarse mirando al cielo par ver si puede fundir o no”.

Además, pidió una Europa que apueste por la autonomía estratégica y por la industria. “Hay que conseguir que vuelva esa industria. Conseguir ese objetivo del 20% del PIB industrial”, añadió al respecto.

COMPARTIR: